MENSAJE DE FE DEL ARCÁNGEL MIGUEL Y LA ARCANGELINA FE a través de Anahí Rando

«Que los códigos de Luz se instauren en vuestro interior para que podáis emanar una Fe plena, una convicción firme y una acción sostenida.»
Divulga Amor y Luz

«Que los códigos de Luz se instauren en vuestro interior para que podáis emanar una Fe plena, una convicción firme y una acción sostenida.»

ESCUCHA…

 

LEE…

 

¡Yo, el Arcángel Miguel, os saludo y os doy la bienvenida!

Os bendigo en nombre del Fuego Azul y de este Rayo Azul Turquesa. Trazo un círculo sagrado de Luz Azul con mi espada de fuego alrededor de cada uno de vosotros. Habéis escuchado la llamada. Vuestra alma está despertando a recuperar la conciencia de la libertad, libertad de elección. La libertad de elegir os conduce a la responsabilidad del ser mientras estáis en la Tierra. Por ello se os agradece que hayáis acudido a este llamado, a este encuentro sagrado, diseñado para que todos resonéis en una frecuencia de fe poderosa que os lleve a la realización de vuestro ser.

Creed en la esencia que os ha dado la vida. Sentid desde vuestro interior sin compararlo con lo exterior. Cuando miráis a lo externo y os proyectáis en lo externo os alejáis del verdadero ser que sois. Ya es hora de integrar vuestra Luz y vuestra oscuridad, vuestra Luz y vuestras sombras, de manera que, a medida que las integréis en vuestro interior, podáis verlas fuera de vosotros.

Vosotros estáis habituados a observar el mal como mal, cuando el mal no existe como tal. El mal es una creación, una creación dada por el desenfreno de una mente disparada en exceso de informaciones y alejada de los principios originales de la Creación. Tendríais que ser conscientes de que los pensamientos y las emociones desenfrenadas crean energías y que esas energías toman formas y dimensiones a las que llamáis egregores, parásitos, larvas astrales, enemigos, demonios, como cada uno quiera expresarlo. La aceptación y el consentimiento de esas emociones y esos pensamientos generan esos campos gravitatorios de energía densa capaces de crear movimiento y expansión para así dañar y acelerar procesos de malestar en las personas.

Cuando resonáis durante mucho tiempo con emociones que dejáis que calen en vuestro interior, comenzáis a resonar con todas las emociones y egregores que han creado otras personas al crear ellas mismas su propia desgracia, su propio desamor, su propia oscuridad… No es alguien externo, se trata de algo interno. Por ello hoy se os va a llevar al punto de observación en donde siempre podréis elegir qué energía cultivar, sabiendo que, si cultiváis la energía seleccionada, esa es la energía que crecerá en vosotros y en vuestro entorno.

Entended que el Universo, el mundo espiritual y el mundo terrenal, está gobernado por una Fuerza Mayor Omnipresente que es nuestro Creador. Todo está creado por una Inteligencia Mayor: nuestro Creador, el Creador de Todo. No hay bueno ni malo, hay energía y todo lo es. No saber utilizar esa energía, distorsionar la realidad energética, ha generado el hecho de tener que protegerse, de tener que concebir situaciones de protección como vosotros decís.

Me dibujáis matando al mal, me dibujáis cortándole la cabeza al dragón… El simbolismo que habéis puesto en ello tendríais que interpretarlo debidamente, en vez de quedaros tan solo con la imagen. ¿Cuál es ese demonio? ¿Cuál es ese dragón? ¿De dónde salieron esas energías si el Universo está creado en una Perfección?

Lo que vengo a hacer en vosotros, en todos aquellos que me lo pidáis, es a limpiar vuestras propias miserias que acaban convirtiéndose en dragones, en esos demonios internos que os están arrancando la vida y los sueños y debilitando vuestro sistema físico, mental y emocional. Salid del estado de ignorancia en donde durante tanto tiempo habéis creído que las culpas son de algo externo, que las culpas son de aquel que piensa mal de ti, que no te quiere bien, que te envidia, que te sumerge en una magia, en un hechizo…

Mis amadas almas, yo estoy aquí para concienciaros. No hay peor magia ni peor hechizo que no creer en vosotros y ceder el poder a otros para que puedan haceros daño. Ya es hora de que asumáis vuestra responsabilidad y nosotros colaboramos en ello con sabiduría y amor. Tomad la responsabilidad de purificar vuestros pensamientos y de alinearos con el proceso de vida que realmente un día pactasteis hacer.

Mientras estáis alejados de vuestra vida verdadera y esencial, se crean procesos tóxicos que deberíais depurar y para eso estáis aquí. Vuestra verdadera misión en este viaje es desprenderos de las creencias que os inducen a ser infelices, a ser personas con creencias limitantes que se saben maltratadas cuando el maltrato más grande está produciéndose desde vuestro propio ego, que os impulsa a dar poder a lo externo en lugar de mirar hacia dentro para valorar al majestuoso ser que habita en vuestro interior.

Hoy es un acto de conciencia, hoy es un acto de amor. Por eso nosotros estamos aquí y por eso vosotros habéis escuchado el llamado y estáis ahí. Os preguntareis quién creó esa oscuridad. La oscuridad debe existir, pero no el contenido que le habéis otorgado a la oscuridad. Tiene que haber luz y oscuridad. Tiene que haber día y noche, Tiene que haber acción y relajación. Tiene que haber inspiración y exhalación. Tiene que haber muerte y vida. Tiene que haber hombre y mujer. Energías femenina y masculina. Pero las connotaciones que habéis dado a la oscuridad son creencias falsas para crear separación de la verdadera integración de la energía. Quien entiende, quien comprende, eleva su vibración en la totalidad de su luz y su oscuridad internas, embelleciendo todas las zonas de su ser y esa constituye la mayor protección para aquel a quien debéis proteger o para quien debe protegerse, para aquel que esté pasando una situación de debilidad, para aquel que esté sumergido en su propia oscuridad o negación de su ser. Incluso más que proteger, fortalecer. Fortalecer. Fortalecer.

Es muy importante que esta nueva información que se transmite resuene en vuestro interior, pues la energía está acelerándose y los términos son importantes, ya que vuestra palabra es creadora y crea. Si pronunciáis «quiero protección», estáis afirmando que estáis siendo agredidos y si afirmáis que «sois débiles», estáis afirmando que os sentís pequeños. Empoderad la energía, empoderad vuestra palabra. Fortaleceos. Sentid la conexión para fortaleceros. Desde el fortalecimiento obtendréis la protección. Irradiad desde dentro hacia fuera mayor Luz y esa Luz será el vehículo para que su resonancia os ayude a ver cumplidos vuestros sueños.

Es hora de fortalecer la Fe. Es tiempo de fortalecimiento de la Fe. La Fe intrínsecamente importante para sostener la confianza en el merecimiento. Si dudáis, no podéis acceder al merecimiento. Por ello, tenéis que procesar, primeramente un grado de Fe: la Fe de saber plenamente en vuestro interior que os merecéis lo mejor, que os merecéis la vida sana y coherente, la vida equilibrada y sin luchas. Porque ya no hay luchas. Ahora es momento de que os digáis que ya no libráis batallas, que no estáis luchando contra el mal como se dice de mí en muchos textos escritos. Yo estoy ordenando y equilibrando la energía, los lugares, a las personas y a las almas. Porque el orden trae bienestar. Sí, se limpia, se corta, se repara, pero no se lucha, tan solo se transforma. Se transforma con el fin de dejar espacio para que el orden tome su lugar.

Cuando el orden interno se restablece, el desorden externo  no puede generar conflicto. Cuando el desorden externo es proporcional al desorden interno, lo sentís como un gran conflicto en vuestra vida; de manera que trabajad, trabajad en equilibrar la energía, trabajad en tener la Fe plena de lo que sois, de lo que os merecéis.

Tomad conciencia, sed respetuosos con la vida y el equilibrio que ella requiere. Que todo lo que hoy podáis recoger os nutra la Fe. Que los códigos de Luz se instauren en vuestro interior para que podáis emanar una Fe plena, una convicción firme, una acción sostenida, entrenando vuestro sentir y vuestra mente. Con amor, con delicadeza, con dulzura… No con lucha ni con batallas. Ya no es tiempo de batallas.

La espada con la cual me veis, con la que me habéis pintado, es un elemento al que podéis llamar un láser, una varita mágica, un instrumento canalizador y catalizador de la energía, del cual también vosotros podéis hacer uso con vuestra intención y vuestras manos, conduciendo la energía para limpiar, trazar, cortar o potenciar. Los mensajes siempre han estado ahí, siempre hemos puesto las señales, aunque vuestra distracción no os ha dejado verlas antes. Tendríais que dirigir vuestra energía consciente, vuestra intención y el flujo de energía en la misma dirección. De ahí la espada como elemento para dirigir la energía, para potenciarla y transmitirla.

En estos momentos, el Grupo Angélico de Poder, los Ángeles de la Fe, la Arcangelina Fe, todos trabajamos en vuestro campo energético alineándoos con este proceso y alineándoos con la energía Azul Turquesa que os otorgará la visión necesaria y la palabra adecuada para vivir desde una responsabilidad mayor: desde la asertividad sin negación, sin negación de vuestra luz y de vuestra oscuridad.

Tened en cuenta la labor personal de la integración de la oscuridad, porque solo así podréis avanzar en este proceso. Venís de ser Luz y tenéis que pasar el proceso de ser oscuridad en la Tierra, pero una oscuridad viva, creciente, como la tierra que da vida.

¡Os abrazamos, os sostenemos y os acompañamos!

Muy amorosamente,

MIGUEL

 


¡Que el manto de la Fe bañe vuestro ser y os de la claridad para entender quiénes sois!

Sin ver más allá, cuando se tiene Fe se sabe en el interior, es algo que vibra en el interior. No es algo externo, es un sentimiento interno. La Fe alcanza la frecuencia de la certeza cuando la mente no interfiere en la acción. La Fe es el principio para una vida exitosa y expandida. Cuando reconectáis con la Fe, todas las puertas se os abren. Practicad la Fe en el sentido interno, ya que todo está diseñado para el Mayor Bien de vuestra alma. La duda fue creada y está basada en las creencias que limitan vuestra Luz.

Inspiraos en la Naturaleza, ya que toda ella es una gran expresión de Fe. Todo en la Naturaleza contiene la energía del alma, y esa es una gran experiencia. Observad la Fe que ello encierra, que está contenida en un acto devocional de amor, como la flor que nace para crear el fruto, inspirada en la Fe absoluta de que sabe lo que ella es. La flor sabe que es el fruto y, aunque dicho fruto todavía no haya visto la luz, la flor sabe sin dudar que ese brillo prematuro comporta un fruto venidero.

Deberíais comprender e integrar que solo reconociendo la luminosidad de vuestro ser podréis florecer y dar el fruto de lo que sois. Mientras neguéis lo que sois, permaneceréis siempre en un debate mental, buscando fuera lo que solo puede hallarse en el interior.

Reconoceos con humildad y profundo amor. Sentid la Fe, llevad vuestras creencias a vuestro sentir para saber que así es y, a partir de ese instante, fortaleceréis todo aquello en lo que creéis.

¡Bendiciones!

ARCANGELINA FE

 

 

Canalizado por Anahí Rando

Más narraciones relacionadas con ángeles y arcángeles  AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.