TU FUEGO ES ETERNO – Jeshua a través de Pamela Kribbe

«No te centres en lo que podrías hacer o en la forma que podría tomar, siente dentro de ti el fuego de la fuerza, la luz y el brillo.»
Divulga Amor y Luz

«No te centres en lo que podrías hacer o en la forma que podría tomar, siente dentro de ti el fuego de la fuerza, la luz y el brillo.»

ESCUCHA…

 

 


LEE…

 

Amadas amigas y amigos:

Yo Soy Jeshua. Estoy entre vosotros y permaneceré entre vosotros. En mi día fui precursor de lo nuevo, pero ahora sois vosotros los portadores del impulso de Cristo y estáis transmitiendo esta energía. Nace a través de ti y así fluye al mundo, aunque eso sucede, esencialmente, no por lo que haces o dices, sino por lo que eres y por tu corazón. Tu corazón está abierto, aunque decir eso suena más fácil de lo que realmente es. Abrir tu corazón significa que vas más allá del nivel de tu voluntad personal, de tu ego. Has llegado a un punto de rendición en el que liberas lo conocido, la certeza, el control, y te entregas a la corriente que fluye a través de ti y que te lleva a un territorio nuevo e inexplorado.

Esa corriente es el flujo del corazón. El fluir del corazón es innovador y revela caminos que son necesarios para que la conciencia humana terrestre se abra a nuevos caminos. Las carreteras existentes son callejones sin salida que conducen al deterioro y la destrucción. Podrías visualizar la conciencia colectiva en la Tierra como una vasta red de energías que consta de pensamientos, creencias y sus emociones asociadas. Sin embargo, esa red se ha convertido en una especie de laberinto, por lo que se han creado muchos callejones sin salida.

La conciencia en la Tierra está obstruida por una energía rígida y masculina que ha controlado la estructura de las sociedades durante siglos. Esa energía dominante, rígida, masculina, se ha vuelto destructiva y no fluye con la corriente del corazón. Lo que estáis viendo ahora es la intensificación del sufrimiento colectivo en la Tierra, porque la sensibilidad en el corazón de las personas ha aumentado. Duele vivir bajo el dominio del control. Hace que te desvíes de la corriente de tu alma y provoca una profunda sensación de estar separado de la fuente, de tu propia fuente. Estar separado de tu propio corazón, de tu espíritu, de tu fuego interior, es siempre la causa principal del sufrimiento.

Vosotros sois los que estáis avivando el fuego en la conciencia colectiva. Eso es lo que haces por lo que eres. No te centres demasiado en lo que podrías hacer o en la forma que podría tomar, pero siente ese fuego dentro de ti: el fuego de la fuerza, la luz y el brillo. Siente cómo ese fuego arroja luz sobre las viejas estructuras existentes: el fuego mismo las está abriendo. La conciencia, por su propia naturaleza, abre las cosas y, como resultado, es conflictiva y revolucionaria. Por eso te has vuelto temeroso del poder de tu fuego y por eso quieres ocultarlo. Sin embargo, no puedes mantener escondido tu fuego por mucho tiempo, porque tu corazón está abierto, lo que significa que, en algún momento de la larga historia de tu alma, ya te entregaste a esa corriente.

Tú ya no puedes funcionar dentro del flujo egoico miope de supervivencia, certeza y seguridad. Hace tiempo que escuchaste la llamada de tu alma y quieres prestarle atención. Tienes que seguir tu fuego interior, de lo contrario te enfermarías o deprimirías o sentirías dolor a muchos niveles. Ahí radica vuestro gran coraje: habéis venido a la Tierra en esta encarnación, como lo habéis hecho en anteriores encarnaciones, sabiendo de antemano que ibais a mantener vuestro fuego despierto y seguir adelante con todos los peligros que eso conlleva. Tú eres el fuego de este mundo, el fuego que arde claro, puro y limpio, y el fuego es luz.

Ahora conéctate con tu fuego. Comienza por tus pies, que están tan cerca de la Tierra. También hay fuego en la Tierra, con calor en el núcleo de la Tierra. La Tierra es un planeta vivo, un ser vivo lleno de poder, creatividad y originalidad, y por lo tanto lleno de fuego. Es un ser único con alma propia y vida interior. La Tierra se siente nutrida por tu fuego y tu originalidad. Os pertenecéis el uno al otro, tú estás conectado a la Tierra. Amas la Tierra y la vida que está bajo tanta presión en este momento. Conéctate con el núcleo, con el corazón de la Tierra. Siente su calor, su brillo interior; siente cómo nutre y da forma a la vida: la diversidad, la belleza de la naturaleza, de los animales y las plantas, la increíble riqueza de la vida que hay en ella. Siente el fuego dentro de ti, tu amor por la vida, y deja que el fluir de tu energía se una a la de la Tierra a través de tus pies. Dile “sí” a la Tierra. Siente que tu conexión con la Tierra es más profunda que tu conexión con la conciencia colectiva de la Tierra, esa conciencia colectiva de la Humanidad. Aparta eso y siente tu conexión original con la Tierra, con el planeta y con el alma de la Tierra.

Tu historia con la Tierra es profunda y de largo alcance. Tú has estado profundamente conectado con la creación de la vida en la Tierra, por eso te afecta tanto ver cómo se trata a la Naturaleza y cuánto se ha perdido. Estás profundamente conectado con la vida que hay en ella: con los reinos animal y vegetal y mineral. Tú fuiste un co-creador de la vida aquí cuando todavía estabas en tu etapa de ángel. Siente tu calor y cuidado protector por la vida natural en la Tierra. Siente cómo quieres cuidarla y ayudarla a florecer.

Siente también cómo la Tierra te apoya. Tú eres muy bienvenido aquí, así que bienvenido. Deja que la Tierra te salude. Deja que su energía fluya hacia tus pies y la parte inferior de tus piernas y desde los muslos hasta el coxis. Siente que estás siendo llevado. La Tierra es fuerte y grande, y es consciente. ¡No olvides eso! Ella no es una cosa indefensa. La Tierra quiere transformarse, igual que tú. Ambos os habéis aliado en ese sentido, sois socios. Es importante que comprendas esto, porque estar conectado a tierra crea una sensación de bienestar, de sentirse como en casa incluso en medio de la lucha por desarrollarse. Para muchos vosotros, sin embargo, el anclaje a tierra se ha convertido en un problema debido a la reacción adversa a la conciencia colectiva: el pensamiento humano en la Tierra.

Pero con la Tierra misma, no tienes ningún problema con la conexión a tierra, porque estás profundamente conectado con ella. Piensa en las montañas, los mares, los bosques, los cielos brillantes, en un ciervo, un elefante, un pájaro… Tú amas a la Naturaleza en un nivel más profundo de lo que crees. Es importante que restauréis ese vínculo interiormente, porque la Tierra os puede nutrir y guiar, especialmente en esta época en la que ya no hay certezas. Las certezas humanas que te enseñaron de niño – una carrera, dinero, relaciones – todo eso se está derrumbando porque las viejas estructuras se están viniendo abajo. La necesidad de un nuevo comienzo es cada vez más conmovedora y obvia.

Por lo tanto, confiad en vuestro enraizamiento en el planeta Tierra, en su conciencia. Vuestro cuerpo está hecho de tierra; tú provienes de sus elementos. Eres parte de ella, y ella te da la bienvenida. Tú también le aportas mucho a ella a través de tu fuego, tu originalidad, tus conocimientos que, madurados a través de tus muchas vidas aquí en la Tierra, son un tesoro increíble para ella. La Tierra ve en ti un guía, un maestro, y quiere apoyarte. Lo que tendríais que hacer y que ya estáis haciendo, es salir de esa conciencia colectiva que os ha regido durante siglos; esa conciencia basada en el miedo, el control, el abuso del poder y las falsas autoridades.

Lo que estás haciendo en esta vida de plenitud e integración es que estás regresando a tu alma, a tu corazón. Estás regresando a través de todas esas capas de dolor y miedo, te estás desprendiendo de esa conciencia anticuada y te estás volviendo nuevo y, en ese nuevo devenir, comienzas a sentir y a restaurar tu asociación con la Tierra.

Cuando sales de los pensamientos colectivos de miedo, te vuelves libre. Sientes que tu vida ya no está dictada por todas esas leyes sociales que parecían ser tan ciertas. Eres un creador mucho más poderoso de lo que crees; mucho más poderoso de lo que te han dicho. Mira intuitivamente lo que la Tierra ha producido desde su matriz: tú. Sin embargo, cuando sales del condicionamiento colectivo, puedes sentir un miedo intenso, porque como ser humano estás programado para querer encajar. Asocias el salir de eso con ser repudiado, aislado, castigado… Todos los viejos traumas que has adquirido se activan, por así decirlo, en el momento en que esencialmente sales de todo ese dogmatismo.

Pero date cuenta de que no estás solo. Hay muchos contigo ahora. Y no sólo en el mundo espiritual, como lo llamáis, el mundo más allá del físico donde hay guías y almas gemelas y afines que os apoyan, sino en la Tierra misma. Ahora hay un proceso de despertar en la Tierra que está causando que más y más personas despierten y sientan interiormente que ya no pueden lidiar con todo eso porque duele demasiado, que les está enfermando, que están atascados.

Yo os digo que sois precursores. Vosotros sois los que han sido llamados a desenredarse de la historia de quienes sois, y hacerlo es esencialmente un paso interior. No se trata tanto de lo que haces, ni de lo que dices, ni de cómo actúas, sino de que te liberes de toda tu historia. Liberarte de tu historia es tu intención más profunda y, por lo tanto, tu misión como alma, porque cuando te liberas de ese trance colectivo, abres el camino a los demás.

Y no tienes que hacer nada más que eso, el resto sucede solo, la gente reconoce tu Luz. La diferencia con los tiempos pasados es que ahora han ocurrido tantas rupturas en ese viejo tejido de pensamiento, agresión y control basados en el miedo, tantas aperturas, que su luz puede ser conocida y reconocida. Puedes continuar participando en la vida terrenal, mientras que al mismo tiempo, cuando se trata de tus viejos patrones de pensamiento, estás fuera de la forma antigua. En cierto sentido, te conviertes en residente de dos mundos. Lo que se necesita para hacer realidad el destino de tu alma es que te liberes interiormente. Siente tu fuego interior, el fuego de quien eres.

Para hacerlo visible, imagina que esa conciencia colectiva, que está llena de patrones de pensamiento, miedos y creencias negativas, es una enorme burbuja y que, dentro de esa burbuja, estás presente con tu fuego. Sin embargo, puede parecerte amenazador irradiar ese fuego y mantener esa antorcha de luz ante ti, porque las energías que contiene esa burbuja pueden asustarte, enfrentarse a ti o atacarte. Puedes sentirte amenazado, pero date cuenta de que eres esencialmente inviolable: tu fuego es eterno. Ahora imagina que tú, con tu fuego, estás fuera de esa burbuja. Allí estás presente desde tu corazón abierto. ¿Y qué pasa entonces? ¡Pues que bailas! Disfrutas de tu libertad y de tu propia energía brillante y hermosa, y te encuentras con personas de ideas afines: espíritus afines.

Ahora hay agujeros en esa burbuja colectiva, así que pase lo que pase, hay gente que te observará. Esas son personas que están buscando algo nuevo y que quieren saber más sobre lo que estás haciendo. Ellos también están saliendo y acudiendo a ti porque te ven como un ejemplo. Y no tienes que esforzarte para ser eso, solo tienes que seguir siendo tú mismo, lejos de esos patrones colectivos de miedo. Ese es su liderazgo.

No intentes influir en las personas, de una forma u otra. En cambio, quédate en tu lugar natural como residente de dos mundos y simplemente atiéndete, cuídate y vive cómodamente. Toda esa idea de sufrir y luchar es un concepto que forma parte del trance de la burbuja colectiva. ¡Aléjate de eso! Al hacerlo, cumples tu papel para con los demás con fuerza y, al mismo tiempo, sin esfuerzo. Lo que la gente necesita, y también lo que necesita la conciencia en la Tierra, son ejemplos vivos, y eso es todo. Y al hacer precisamente eso, naturalmente atraes lo que te conviene en lo laboral, en tu vida diaria, en tu estilo de vida…

No te corresponde valorar todo eso desde la mente; deja que la energía haga su labor y disfruta de tu libertad. Pase lo que pase, al menos tu conciencia del tiempo cambia tan pronto como sales de esa burbuja. Estarás menos preocupado por la planificación y la organización y sentirás más una fuerza atemporal, una corriente que crea a diario ciertos impulsos que te hacen fluir más libremente. Y esa es una forma mucho mejor de vivir para ti. Todos vosotros os habéis esforzado y preocupado demasiado; todos vosotros habéis buscado y luchado… ¡Date ya el descanso que te mereces!

Os saludo a todos desde una conexión profundamente sentida. Estoy contigo, nunca me he ido. Siente mi calor y mi amor. Tú estás protegido. Deléitate con la Luz.

¡Gracias por estar en la Tierra en este momento!

JESHUA

Canalizado por Pamela Kribbe

www.jeshua.net

Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.