LOS NIÑOS DE LA NUEVA ERA Y TÚ – La Tierra a través de Pamela Kribbe

«Los niños de la Nueva Era creen en su poder único, en sus talentos distintivos, y se niegan a renunciar a eso.»
Divulga Amor y Luz

«Los niños de la Nueva Era creen en su poder único, en sus talentos distintivos, y se niegan a renunciar a eso.»

ESCUCHA…

 

 


LEE…

 

Amados amigos:

¡Yo Soy la Voz de la Tierra y estoy con todos vosotros!

Siempre estoy presente en tu cuerpo: en cada célula, en cada respiración, en la sangre que corre por tus venas, en tus pies que tocan el suelo. Tú sientes mi presencia, pero yo deseo tanto que nos encontremos plenamente y nos abracemos… Quiero que sepas que aquí en la Tierra estás a salvo.

Imagina que eres llevado por mí. Puedes soltar toda tensión porque hay un poder que te sostiene, uno que es más grande que tus pensamientos. Siente mi poder por un momento y cómo fluye desde el suelo hasta tus pies. Siente mi fuerza que soporta todo el peso. Yo Soy una presencia viva, el alma de las plantas, los animales, las personas, de todos los seres vivos de la Tierra y también de las piedras, la tierra y los objetos no sensibles. Todo en la Tierra es parte de una corriente y cuando te conectas con ese flujo a través de tu cuerpo, puedes sentir algo más grande; sientes que te apoya de una manera firme pero suave. Muchos de ustedes tienen una naturaleza sensible, están abiertos a las energías sutiles, así que perciban y sientan mi presencia.

Este es un tiempo de cambio en la Tierra, nuevas energías quieren revelarse y manifestarse. Lo viejo está agotado, cansado de luchar, y todos ustedes confrontan lo viejo y lo nuevo simultáneamente. Tú también estás agotado por tanta lucha. Sientes cómo una vida basada en el miedo y la lucha por la supervivencia es algo que cada vez pueden tolerar menos personas. Hay un deseo de algo más y te pido que reconozcas ese deseo en tu propio corazón. Cada uno de ustedes lleva consigo el deseo de tranquilidad, de poder relajarse y el anhelo de vivir desde la alegría y la inspiración profunda.

Una de las características del Nuevo Tiempo es que lo que es único en cada persona tiene que ser reconocido y recibido. En la Nueva Era, ya no se esperará que un niño se ajuste a la estructura existente en la que encajaría y se ajustaría. La educación, en el verdadero sentido, significará cada vez más que la naturaleza única de un niño, su alma, podrá florecer; será tratado con paciencia y respeto por el camino de desarrollo de ese niño.

Como almas encarnadas, los niños no son perfectos; tienen una historia como alma. Y los niños de la Nueva Era también tienen una sombra en su lado inconsciente. Ellos también están aquí para crecer, experimentar, aprender, pero también tienen algo diferente. Básicamente, creen en sí mismos, aunque en su comportamiento puedan parecer soñadores, ausentes o inquietos, quizá inciertos. Sin embargo, estos niños de la Nueva Era creen en su poder único, en sus talentos distintivos, y se niegan a renunciar a eso. En ese sentido, son tercos, obstinados y tenaces.

De hecho, en esos niños puedes observar dos direcciones. La primera es la que acabo de mencionar: la confianza del yo en relación con el alma. La conexión con el alma es tan fuerte que el niño siente profundamente quién es, sin importar lo que le diga el mundo exterior. Y de esa conexión surge una individualidad o personalidad que dificulta el hecho de guiar al niño. Si las expectativas externas son inconsistentes con el impulso de su alma, uno encuentra resistencia en el niño y esa resistencia también puede manifestarse de manera inconsciente. Por ejemplo, puede manifestarse en el cuerpo como su incapacidad para tolerar ciertas sustancias y eso se manifestará como alergias. Una negativa proviene del niño, ya sea de su mente consciente o de sus emociones y comportamiento o de su cuerpo.

Entonces, hay una singularidad en el niño que no se puede negar y en la que la negación conduce a la reacción. Donde en un niño más tradicional hay un mayor alejamiento de su propia alma, de su propia unicidad, en los niños de la Nueva Era eso ya no es posible. Incluso en los niños que no son naturalmente muy asertivos o expresivos, hay un impulso de ser fieles a sí mismos, un impulso que ni siquiera es de su propia elección; simplemente es como es. A ese impulso de los niños de la Nueva Era, lo llamo ser auténtico: ser fiel a tu naturaleza sin tener otra opción. Y no hace falta decir que cuando la realidad exterior ejerce presión sobre el niño, la resistencia aparece, puede manifestarse de muchas formas diferentes y surgen problemas. A menudo se considera que el problema pertenece al niño, que tiene un problema de comportamiento o un problema físico con alergias y sensibilidades, pero el problema que surge es la reacción del niño al mundo exterior.

Antes de continuar, me gustaría mencionar la segunda corriente que está claramente presente en los niños de la Nueva Era, y es la corriente del corazón: la corriente de la dulzura y el amor. Esas son grandes palabras, pero este núcleo está presente en cada alma y cada uno de ustedes conoce ese flujo. En cada uno de ustedes vive un recuerdo de Amor Puro, una mayor conexión con el Todo que se establece dulcemente, aunque ese impulso amoroso tan profundo está más presente en los niños de la Nueva Era. Por lo tanto, tienen más empatía y perciben mucho más fácilmente el dolor de los demás. Empatizan más profundamente con el mundo y las personas que los rodean y sufren por ello. En un sentido real, luchan por conocer sus límites porque tienen mucho que dar. Precisamente en ese lado amoroso, tierno, empático, esos niños pueden ser muy sabios y mayores de lo que aparentan. A través de su lado empático, traen la Energía Crística a este mundo.

He aquí las dos corrientes mencionadas: Por un lado, seguridad en sí mismo y terquedad, y por otro, dulzura, amor y búsqueda de conexión. Esas son las hermosas cualidades de los niños de la Nueva Era. Y verás que, en algunos de estos niños, está más representado el primer lado, mientras que en otros niños aparece más el lado amoroso y empático. Son los niños más soñadores, muy sensibles, que tienen dificultad con los límites y se dejan abrumar fácilmente por los estímulos. En los niños con fuerte naturaleza individual, se experimenta resistencia y terquedad; no desean conformarse y son anti-autoritarios. Mientras que en los otros niños, ninguna de estas cualidades puede ser evidente.

¿Cómo tendría que saber la sociedad cuándo y cómo tratar con esos niños? ¿Qué podemos hacer para recibir más plenamente la Luz que llevan dentro de sí para que brote y dé frutos? Esta es también una pregunta que les hago a ustedes, ya que ustedes son los que pueden ver la Luz de los nuevos niños.

Aquí quiero señalar algo de naturaleza grave. Se transmite mucho dolor colectivo del pasado en el corazón y el alma de las personas, lo que da como resultado tanta violencia, tantas luchas… Originalmente sucedió que en las energías de los niños pequeños apenas había espacio para ese dolor colectivo, que se trata tanto de sobrevivir y competir por el poder como aferrarse a él. Pero esta vieja energía todavía deja huellas en este mundo; puedes leer sobre ello todos los días en los periódicos. También puedes observar esta energía en ti mismo cuando te enfrentas al miedo o al pensamiento negativo sobre ti mismo. Y si te consideras inferior, reaccionas sintiéndote culpable por lo que haces o dejas de hacer. Sin embargo, al reaccionar de esta manera, no estás siendo fiel a ti mismo y el resultado es que te menosprecias y comienzas a mirar el mundo que te rodea con desconfianza o miedo. Esas son las viejas energías que todavía están dando forma al mundo y que también existen en ti.

Por eso puedes comprender el trauma y el dolor que provienen del pasado. Y aquí tú puedes ser un puente entre lo viejo y lo nuevo y yo te pido que seas ese puente. ¿Qué significa realmente comprender todos esos giros de la mente humana que se pierden en emociones negativas y pesadas? Te pido que seas fiel a ti mismo y a las partes de ti mismo que todavía sufren dolor y que abraces esas partes muy amorosamente. Cuando haces eso, contactas con el hijo de la Nueva Era que hay en tu interior, el yo radiante que nunca se pierde en la eternidad.

Ahora les pido que se conecten con el niño herido que existe dentro de ustedes, que lleva las cargas de un pasado antiguo, tal vez incluso de varias vidas. Invita a este niño a pasar y pídele que te muestre su rostro, que tú puedas ver si está triste o ansioso. En cierto sentido, es lo contrario de un niño de la Nueva Era. No se atreve a ser fiel a sí mismo porque nunca se le permitió ser espontáneo. No podía gritar, ni reír ni estar triste; no se le permitió ser lo que él naturalmente es. Y por lo tanto, ese niño reprimido no pudo demostrar su amor lo suficiente; tenía que ser demasiado restringido y reservado. Tanta creatividad, tanta inspiración se perdió en las generaciones anteriores, en los niños disciplinados a los que no se les permitió mostrar su corazón. Reconoce a ese niño en ti mismo y dale todo el amor que tienes dentro de ti. Consuélalo, anímalo y llévalo por el puente hacia la Nueva Era.

¿Y cuál es el papel de los niños de la Nueva Era en este proceso? Ellos están aquí en la Tierra para ayudarte a sanar. La Luz que irradian sus ojos te dice quién eres tú. Su comportamiento poco convencional te recuerda tu propia espontaneidad o rebeldía reprimida; ellos traen eso a tu vida. También son los maestros de la Nueva Era, pero eso no siempre sucede sin lucha. No siempre presentan sus mensajes con bellas palabras o miradas amorosas. Eso también puede suceder a través de un comportamiento complicado que es difícil de comprender.

Es cierto que puede hacerte retroceder y provocar emociones profundas en ti cuando eres padre o tienes que lidiar con ellas de una manera u otra, pero atrévete a asumir la confrontación, sobre todo contigo mismo y con lo que está causándote, y date cuenta de que tú también eres muy importante para esos niños. Ellos son el ejemplo de cómo serán las cosas, de cómo se presentará el Nuevo Ser Humano.

¿Y cuál es tu papel en ese proceso? Al construir un puente entre el pasado y el futuro para ellos, ellos necesitan ser acogidos, ser recibidos en este mundo por personas que reconozcan su Luz, que puedan interpretar su comportamiento incomprensible, cruzado o difícil, que puedan reconocer impulsos originales. Tu tarea es la de ser el portador de Luz de la generación que precede a esos niños.

Este es un tiempo de transición. Algunos de ustedes incluso muestran las cualidades y características de los niños de la Nueva Era. Encuentra tu propio lugar en esta transición y date cuenta de que estás fluyendo con la corriente, a pesar de los conflictos que hay en el mundo, los problemas que los niños encuentran en los sistemas que todavía están atascados en las viejas formas e influenciados por lo que ya es viejo. A pesar de eso, ¡hay tantas cosas nuevas que ahora están creciendo que ya no se pueden detener…! Escuchar a tu alma, a tu corazón, a lo que realmente quieres, y también y sobre todo, a las partes contrarias que hay en ti mismo, es ahora más posible y deseable que nunca.

Por lo tanto, me gustaría implorarles que crean en ustedes mismos. Reconocer esa creencia que ya existe en los niños de la Nueva Era. Y que sea contagioso, porque lo nuevo nace a través del poder único de cada individuo, no por medio de estructuras “de lo alto”, sino por medio de tu realidad viva y a través de ti. Es entonces cuando surge una conexión y un poder.

Finalmente, les pido que ahora sientan cuánta energía nueva ya hay en ustedes. Siente la luz, siente la alegría; respira de nuevo.

Les doy la bienvenida a la Nueva Era y les agradezco su presencia.

¡Y así es!

Con mucho amor,

LA TIERRA

Canalizado por Pamela Kribbe

www.jeshua.net

Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.