ENLACE ENTRE TU NACIMIENTO Y TU ASCENSIÓN – Arcángel Miguel a través de Natalie Glasson

«Se trata de volver consciente y energéticamente al vientre materno para comprender lo que experimentaste personalmente.»
Divulga Amor y Luz

«Se trata de volver consciente y energéticamente al vientre materno para comprender lo que experimentaste personalmente.»

ESCUCHA…

LEE…

 

¡Saludos, amados Seres de Luz!

Yo Soy el Arcángel Miguel y vengo hasta vosotros con las vibraciones y seres angélicos para serviros, rodearos y encapsularos en el Amor Angélico. Estamos aquí para apoyar vuestra Ascensión, para animaros a explorar en lo más profundo de vuestro ser para ayudaros a acceder a vuestra Ascensión desde la verdad de vuestro ser.

Hoy queremos hablarte del vínculo entre tu nacimiento en la realidad terrenal y tu proceso de Ascensión. Tu nacimiento fue creado por ti, tu madre y el Creador. Fue una co-creación. Quizá hubo otras almas involucradas en esa co-creación, pero todo fue planeado. La forma en que existías dentro del vientre materno y la forma en que naciste, así como todas las experiencias que ocurrieron directamente después de nacer, todas ellas fueron planeadas por ti. Sin embargo, lo que no fue planeado es la reacción emocional y las creencias que creaste mientras permanecías en el útero, durante el proceso de parto y tras el nacimiento.

Todos vosotros creasteis un escenario que creísteis que sostendría ciertas reacciones emocionales y creencias que luego coincidirían y serían compatibles para asistiros e impulsaros en vuestro proceso de Ascensión.

Un ejemplo de ello podría ser que tuvieras un nacimiento muy difícil y, sin embargo, una vez que los brazos de tu madre te acogieron, sentiste un amor tan profundo que te colmó y lo llevaste adelante como una creencia en tu realidad. Para ti, la Ascensión podría no haber sido el aprendizaje de cómo amarte a ti mismo, habrías tenido que superar otros conflictos. Otro ejemplo podría ser que hubieses tenido una experiencia de parto muy dichosa y que, sin embargo, cuando llegaste, simplemente sentiste que no querías estar en la realidad terrenal. De esa manera creaste creencias de rechazo a la gente, de rechazo a tu entorno e incluso de rechazo a ti mismo y a tu cuerpo. Todas esas creencias, crearon circunstancias y escenarios en tu infancia y en tu edad adulta que posteriormente pudieron convertirse en tu proceso ascensional, es decir, en las lecciones y las energías a descubrir, desentrañar, superar y sanar.

Como veréis, lo que impacta en vuestra realidad no es tanto las circunstancias de estar en el vientre materno, del proceso de nacimiento y después, como la manera en la que reaccionáis.

Antes de venir a la Tierra no tenéis forma de entender cómo reaccionaréis; sin embargo, los escenarios y las experiencias que se establecen para vosotros, os permiten comenzar vuestra progresión a lo largo del camino de Ascensión.

Es necesario comprender que la mayoría de vosotros no recordaréis vuestro nacimiento. Puede que ni tan siquiera haya nadie a quien preguntarle sobre eso, e incluso si hubiese alguien a quien pudierais preguntarle sobre vuestro nacimiento, tened en cuenta que sus palabras serían una interpretación muy personal del mismo, provocada por las reacciones emocionales que esa persona tuvo y por el conjunto de creencias que se crearon en aquel momento. En realidad, esa persona no tiene el más ligero indicio de lo que tú experimentaste.

Sólo hay una cosa que puede conseguirse, que es volver al vientre materno y dejar guiarse a través del proceso del nacimiento. En vez de tratar de entender lo que experimentaste como escenarios físicos, lo que se te guiará para reconocer y entender es más bien la vibración que sientes en tu cuerpo y las emociones y pensamientos que llegan a tu conciencia. No necesitarás saber cómo naciste, qué pasó, quién estaba allí, qué dijo o dejó de decir tu madre… Nada de eso es necesario para que logres finalizar el proceso.

Lo que se necesita es la voluntad de volver consciente y energéticamente al vientre materno para comprender lo que experimentaste personalmente, las vibraciones energéticas, las emociones y las creencias que se crearon entonces y durante el proceso del nacimiento. Para ello, será necesario reconocer si esas energías, emociones o pensamientos aún permanecen en tu realidad. Si los ves como patrones en tu realidad actual y lo que esas emociones, pensamientos y patrones podrían indicarte sobre tu proceso de Ascensión. Estar en el vientre materno fue el inicio de tu proceso de Ascensión y por eso hay un mensaje. Hay algo ahí para que lo reconozcas, quizá para que lo sanes y transformes o para que seas consciente de que cierto patrón todavía permanece en tu realidad o simplemente para que sepas que ya lo has superado. Si descubres que te sentiste rechazado, puede ser que tu proceso de Ascensión consista en conectar contigo mismo, en conectar con todos los que te rodean y con todo para sentir la unidad del Creador. Si lo que experimentaste fue dolor e incomodidad, puede que tu proceso de Ascensión se base en que procures sentirte cómodo, apoyarte, cuidarte y atenderte. Si experimentas un amor completo y absoluto, algo así como un baño de amor, quizá haya una necesidad en tu proceso de Ascensión de hacer crecer ese amor, de darte cuenta de lo expansivo que puede ser ese amor y de lo mucho que puedes compartirlo con los demás. Podrás entender el mensaje único y el vínculo con tu Ascensión porque es único para ti. A medida que sanas tu experiencia de nacimiento, también sanas tus pilares, permitiendo una liberación de las energías que te siguen bombardeando o que están presentes dentro de tu realidad y que simplemente no puedes cambiar.

Ahora deseo ofrecerte algunas pautas para que, paso a paso, realices ese proceso. Tómate el tiempo que necesites, no deseo que esperes demasiado, sino que simplemente seas consciente de las energías y mensajes sutiles.

  • Primero, entra en un estado de meditación y céntrate en tu respiración; cierra los ojos y relájate.
  • Llama a tus guías para que te rodeen y pídeles a ellos y a tu alma que, si es apropiado, te transporten al vientre de tu realidad actual. Respira profundamente. Si lo deseas, puedes imaginar que estás en el vientre de tu madre o ser consciente de cualquier energía, emoción o pensamiento que llegue a tu conciencia.
  • Cuando así lo sientas, pídeles a tus guías y a tu alma que te apoyen para experimentar energéticamente el proceso de parto que viviste, permitiéndote entrar en aquella realidad física. Sé consciente de cualquier emoción, energía o pensamiento que llegue a tu conciencia.
  • Cuando estés preparado, invita a tus guías y a tu alma a que te permitan experimentar lo que ocurrió después de tu nacimiento, aquellos primeros minutos u horas o días después de tu nacimiento.
  • Tómate un tiempo para reconocer y comprender cualquier percepción, pensamiento, emoción o energía de la que hayas sido consciente.
  • Piensa en tu realidad actual, en tu vida, y reconoce si esas energías aún permanecen en tu realidad. Reconozca, reconozca o pregunte cómo estas energías, sus reacciones, emociones y pensamientos están vinculados a su proceso de Ascensión, su misión, su propósito en su viaje de Ascensión.
  • Cuando te sientas preparado, puedes volver a donde sea necesario, ya sea en el vientre materno, ya sea en el proceso de parto o después, reconoce lo que necesita ser reconocido. ¿A qué ilusiones te estás aferrando? ¿Qué es lo que no quieres ver? ¿Qué verdad está presente que tú estás ignorando?
  • Invita a tus guías y a tu alma a traer lo que se necesita, las energías, la curación para que puedas transformar ese proceso y la experiencia. Observa cómo la transformación se filtra en tu realidad actual.
  • Cuando te sientas preparado, recuerda en qué necesitas centrarte ahora en tu realidad actual y en tu proceso de Ascensión tras haber sabido y comprendido más acerca de tu proceso de nacimiento en la Tierra. Si encuentras ese proceso desafiante, puede que desees intentarlo de nuevo en otro momento. A veces, incluso el enfoque de una meditación permite una apertura y, cuando vuelves, eres capaz de profundizar. ¡Hay tanto que descubrir y tanto que sanar! Y como ya hemos dicho, todo estaba planeado. Tus emociones, tus pensamientos y las creencias creadas son únicas para ti y tú puedes transformar su influencia y fundamento en tu realidad actual.
  • Cuando sientas que el proceso está completo, puedes sentir el suelo y la Tierra para volver a conectarte con el mundo y con tu realidad.

¡Ojalá que esto te sirva para obtener más claridad en tu proceso de Ascensión y para atraer la sanación allí donde se necesite!

Muchas gracias, te amamos.

Yo Soy el Arcángel Miguel.

 

Canalizado por Natalie Glasson

Fuente: Isis Alada

Más canalizaciones de ángeles y arcángeles  AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.