LA LABOR INTERNA – Jeshua a través de Samantha Páramo

«Mientras estéis tristes y preocupados, estaréis olvidando que el Plan continúa y no reparéis en la importancia de vuestra vibración y labor interna.»
Divulga Amor y Luz

«Mientras estéis tristes y preocupados, estaréis olvidando que el Plan continúa y no repararéis en la importancia de vuestra vibración y labor interna.»
ESCUCHA…


 
LEE…

Amadas amigas y amigos:

Érase una vez un mundo donde todo lo que había sido ya no era, lo que había estado se iba, en el que todo lo que conformaba la realidad de aquel lugar era modificado, cambiado, reformado, para que así sus pobladores y seres de todas las especies y condiciones vivieran con la paz y el candor para lo cual habían sido creados.

Este cambio fue sucediendo paulatina y casi imperceptiblemente; día a día la Luz que entraba de los confines, alteraba todo lo que tocaba a su paso, transformando su forma y composición, para que así, todo pudiera acoplarse a la nueva realidad.

Aquellos cambios no siempre fueron aceptados por sus pobladores, pues muchos de ellos estaban acostumbrados a las mieles de lo confortable, lo fácil, lo agradable a los sentidos, y habían olvidado la raíz y procedencia de todo aquello que disfrutaban, sin cuestionarse el dolor y el sufrimiento de las personas y animales que habían intervenido para que pudiera materializarse todo aquello de lo que ahora disfrutaban 

Poco a poco, aquellas personas pudieron encontrar un sentido a todo lo que las rodeaba, pues comprendieron que el Amor y todos los sentimientos y vibraciones afines a él, eran lo único que podía hacerlas sentir vivas y felices. Todo lo que antaño había constituido su mundo, había cambiado, habían logrado que su realidad fuera diferente, pero no por ello sin candor. Paulatinamente, las personas y los seres dieron la bienvenida a lo Nuevo y se acoplaron a aquel entorno tranquilo, feliz y en paz. Todos comprendieron que su vida había tomado otro rumbo y que aquel rumbo era el indicado para todos aquellos que habían buscado la paz en su corazón afligidos por la mente atribulada debido a tantas imposiciones y regulaciones que no tenían sentido para el buen vivir.

Con esto quiero deciros que los cambios venideros harán que todos os encontréis en un estado soñado por todos y que solo lo lograréis a través de vuestra labor interna.

Mientras vosotros estáis trabajando, sobreviviendo y malgastando el tiempo con preocupaciones, penas y congojas, la Luz continúa atravesando los confines para que llegue a todos los que viven sobre la faz de la Tierra.

Os digo esto porque mientras estéis tristes, acongojados o preocupados con lo que sucede en el exterior, estaréis olvidando que el Plan continúa, aunque no reparéis en la importancia de vuestra propia vibración y labor interna.

Lo que diariamente sucede en el interior, tendría que ser prioritario; la limpieza y expiación tendría que ser un ejercicio constante, y también no olvidar la misión de todos u cada uno que es la de encontrar vuestro centro, ver cómo la riqueza se halla en vuestro vuestro interior y que lo externo solo es un medio para que observéis y establezcáis qué hay dentro de vosotros, quiénes sois y cómo sois y para que, si encontráis algo que no os place, os dediquéis a transmutarlo.

Profundizando en vuestro interior os daréis cuenta de que sois seres maravillosos de la Creación Divina y que, como tal, es menester que halléis vuestro propósito en esta encarnación. Para ello, es necesario que vuestra mirada extraviada en el exterior, regrese al centro de vuestro Ser e ilumine todo lo que ve, todo lo que no esté acorde a los designios de mi Padre/Madre Bienamado y al propósito que hay para cada uno de vosotros.

Ya sé que muchos deseáis llegar a lo que os refiero, pero solo no vendrá. Sois cada uno de vosotros quienes tenéis que realizar vuestra propia y única labor del alma, esa introspección en la que encontréis y reconozcáis todo aquello que os hace sufrir, estar preocupados, estar fuera de la vibración del Amor, para así poder sanarlo.

Yo os animo a continuar con vuestra labor y a no flaquear en la tarea, pues creedme que los frutos que cosechareis valdrán la pena.

Con amor,

JESHUA

Canalizado por Samantha Páramo

samyparamo@gmail.com

Más canalizaciones de Jeshua AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.